Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

“Cada persona utiliza cada día la relatividad de Einstein sin saberlo”

Entrevista al astrofísico Mario Livio

5 jul 2017 - 14:17 CET

Mario Livio es un reputado astrofísico conocido por ser el autor de libros que abordan los mundos enigmáticos de las matemáticas y la ciencia como Is God a mathematician? y Brilliant Blunders, en el que descubre a sus lectores cómo los grandes genios también cometieron errores, que, sin embargo, contribuyeron al progreso humano. Livio no sólo ha participado en el curso De las matemáticas a la sociedad: el camino de la divulgación, sino que también ha protagonizado la conferencia extraordinaria de la segunda semana de los seminarios complutenses y ha tenido tiempo incluso para atender a los medios de comunicación y firmar los libros que le han encumbrado como un referente en la divulgación científica.

Julia Encinas (UCM TV)

Pregunta: .- Vivimos en un mundo en el que encontramos una gran cantidad de avances científicos que resulta sobrecogedor. Sin embargo, nuestra civilización está constantemente luchando contra los mismos problemas una y otra vez. Estamos hablando de terrorismo, de violencia, de cambio climático, de  pobreza… Atendiendo a esta idea, ¿cómo definiría el progreso?

Mario Livio: Bueno, esta es una pregunta difícil de responder. Como científico, no pretendo tener la solución de muchos de los problemas que han surgido. Muchos de los problemas con los que la humanidad se está enfrentando, que, a su vez podrían ser la causa de otros problemas, son la lucha por los recursos, el  cambio climático, los huecos en el desarrollo tecnológico entre civilizaciones.... Muchos de ellos pueden, si no solucionarse, progresar en ellos a través de la educación. En particular, a través de la apreciación del papel de la ciencia como una parte de nuestra cultura y una parte de nuestras vidas.

Un ejemplo que me gusta dar es que la mayoría de la gente diría que por qué les debería importar la teoría de la relatividad simple o general de Einstein. Bueno… en el móvil que cada uno de nosotros tenemos, utilizamos un sistema GPS. El sistema GPS usa satélites que se mueven lejos de la Tierra muy rápidamente. Se necesita utilizar tanto la relatividad simple como la relatividad general. Y si no se hubieran utilizado, estaríamos desconectados de este sistema GPS todos los días. Cada persona utiliza cada día la relatividad de Einstein sin saberlo. Pero es mucho más que eso, el cambio climático es un problema muy grave que debe ser abordado por los políticos, pero las decisiones que ellos toman deben ser informadas por la ciencia. Necesitamos que todo el mundo se dé cuenta, que la ciencia es parte de nuestra cultura en la que todo el mundo debería participar. Esto no significa que todos deban ser científicos, por supuesto;  no todo el mundo tiene por qué ser un científico. Si no son científicos e intentan abordar un problema que requiere una contribución por parte de la ciencia, deberían contar con los consejeros adecuados que les proporcionen esa aportación.

P: Ya que ha mencionado a Einstein, me gustaría preguntarle por su libro Brilliant Blunders. ¿Quién es el científico que cometió la mayor torpeza de todas las grandes personalidades que menciona en su libro?

M.L: No hay una torpeza mayor que otra. Los cinco errores que escogí los cometieron cinco enormes científicos. Personas como Charles Darwin, Albert Einstein…; es decir, ellos son los genios de nuestro mundo, sí. No diría que un error es más grande que otro en el sentido de que hay muchos tipos de errores distintos.

El error de Einstein es un poco más interesante porque él pensó que incluir un término determinado en su ecuación era un error. Pero si lo miramos desde la perspectiva actual su error, si es que cometió alguno, fue retirar ese término de su ecuación. Hasta los mejores genios cometen errores, pero es importante que esto que llamo “errores brillantes” no se confundan con “errores estrafalarios”. Cuando la gente no intenta pensar en la corriente principal, sino que intenta tener nuevas ideas, algunas veces pueden cometer errores, pero esos son los errores que debemos fomentar, porque son los que nos pueden conducir hacia el progreso.

P: Si Einstein no hubiera retirado la premisa de la aceleración de su ecuación, ¿nuestro conocimiento de la ciencia y el universo sería de alguna manera diferente?

M.L: Si no lo hubiera retirado, este término de su ecuación, podría haber predicho que la expansión de nuestro universo se está acelerando, algo que sabemos hoy. Lo descubrimos en 1998. Por otro lado…, es decir, hasta 1998 pensábamos que la expansión del universo se estaba ralentizando. En su lugar, se estaba acelerando y él lo podría haber predicho entonces, pero no lo hizo.

P: ¿Por qué decidió buscar los errores de estos genios científicos? ¿Intentaba alcanzar algún objetivo con este libro?

M.L: Mi objetivo era…bueno, un pequeño objetivo era mostrar que incluso si eres uno de los mejores científicos de la historia, puedes cometer errores. Pero el verdadero objetivo era mostrar que los errores son una parcela del progreso científico. Y no sólo científico; de hecho, en todo proceso creativo, tienes que tropezarte con errores. Y los errores que he escogido son estos errores brillantes; es decir, seleccionas personas que intentan pensar de una manera extraordinaria.

Todavía hay mucho que decir acerca del progreso incremental que avanza en pasos muy pequeños. Esta es la manera habitual en la que ciencia progresa. Pero, de vez en cuando, es necesario que haya alguien que piense de una forma completamente novedosa que derive en algo insólito. Algunas veces esto desencadena en errores y otras veces en grandes descubrimientos. Son portales de descubrimiento.

P: ¿Cuáles son las diferencias entre las matemáticas, la física e incluso la filosofía? ¿Cuáles son los límites, las fronteras de estas tres disciplinas?

M.L: Son muy diferentes. Las matemáticas por sí solas no tienen una conexión inmediata con la realidad. Tú puedes trabajar en matemáticas y no establecer esencialmente ninguna conexión con el mundo que te rodea. La astrofísica es un área que trata de explicar el universo. Tratamos de explicar el universo y los fenómenos que se producen dentro de él. Desde la forma en la que se forman las estrellas, los planetas, etc., cómo explotan las estrellas, cómo las estrellas desaparecen, cómo se forman las galaxias, cómo se forman los grupos de galaxias…y cómo se comporta el universo en general. Eso es lo que hace la astrofísica. Las herramientas que utiliza la astrofísica para explicar todo esto son las matemáticas.

La filosofía es muy diferente… Vale, hace cientos de años, los filósofos eran también los científicos. Newton se dedicaba a la ciencia, pero también era filósofo. Fueron tiempos en los que todavía no contábamos con lo que ahora llamamos el método científico que realmente nos permite progresar en la ciencia. Por tanto, yo veo la filosofía de hoy relevante o más importante en áreas que quizá son distintas a la ciencia. En áreas como la ética, el entendimiento de la estética, es campos de ese tipo… más relacionados con la moral y el comportamiento. Mientras hacemos grandes progresos en ciencia, yo creo que hay problemas relacionados con la moral y la ética… tenemos los mismos problemas o peores que los que teníamos en aquellos tiempos. Así que, entiendo que la contribución de los filósofos encaja mejor en esas áreas.

Pero, por supuesto, también está la lógica que son los cimientos de las matemáticas y la física, y los filósofos algunas veces se ocupan de ello. Personalidades como Bertrand Russell, por ejemplo, que era matemático y filósofo. Existen estas conexiones a través de la lógica.

P: ¿Cabe la idea de Dios en el conocimiento científico?

M.L: Cabe y no cabe. Te diré de qué manera se puede incorporar la creencia en los datos. Esta es mi opinión personal en la ciencia actual. Tengo colegas que son muy religiosos y son científicos. De hecho, he hablado con ellos sobre este tema. Les digo, ¿cómo unís vuestras creencias religiosas y vuestra ciencia? Algunos de ellos, que son muy buenos científicos y muy creyentes, me responden todos casi los mismo. Me dicen, mira, yo creo que todo se comporta de acuerda a las leyes de la física y si quiero entender el universo usaría las leyes de la física. ¿Dónde incluyo los datos en todo esto? ¿Quién determinó cuáles son las leyes de la física? Aquí es donde introducen a Dios. Ya sabes, las leyes de la física, todo son las leyes de la física pero Dios las determinó. Ya sabes, un Papa… dos Papas atrás, dijo que creía en la evolución darwiniana porque dijo Dios es todopoderoso. Él o ella o eso pudo haber elegido la forma en la que las cosas podrían ocurrir y eligió la evolución darwiniana. Por tanto, a ese respecto, no hay contradicción alguna porque estos científicos actúan como científicos en sus vidas cotidianas pero también tienen sus creencias.

La ciencia y la religión chocan solamente cuando se utilizan inadecuadamente, cuando hay algunas personas que introducen, por ejemplo, en una clase de ciencia, creacionismo como si fuera una teoría científica. El creacionismo no es una teoría científica. La teoría científica significa que es falseable por el método científico. Puedes realizar experimentos para testarlo y falsificarlo. Así que si quieres enseñar la Biblia, la puedes enseñar en clases de Biblia. No tiene cabida en clases de ciencia. La religión y la ciencia juntas no funcionan si se combinan en una. La descripción de génesis claramente se escribió como una reacción de las primeras gentes como respuesta ante un universo inexplicable. No se escribió como una teoría científica. Galileo ya lo dijo 400 años atrás. Dijo, mira, ni siquiera todos los nombres de los planetas se mencionan en las escrituras. No se escribieron como teoría científica, se escribieron para nuestra salvación.

Ya sabes, ésa es la manera en la que debes entenderlo. Está la ciencia y está la religión y mientras mantengas esta conexión…vale… quizá existe un Dios. Si no eres para nada religioso probablemente no necesites un Dios, hay leyes de la física y ahí están y así es. Si eres religioso puedes decir…vale, pero alguien decidió sobre estas leyes. Pero no intentes decir, las leyes corresponden exactamente con esto y con lo otro…

P: Así que es mejor no mezclar ambas

M.L: No las mezcles de esta forma en particular diciendo que lo que está escrito en las escrituras es una teoría científica.

P: Ahora me gustaría hablar de la curiosidad. Me gustaría hacer hincapié en el sistema de recompensa de nuestro cerebro. ¿La curiosidad pone en funcionamiento este sistema de una forma similar a las drogas, produciendo adicción?

M.L: Sí, la respuesta es sí. Un tipo particular de curiosidad, sí. Resulta que hay varios tipos de curiosidad. Hay un tipo de curiosidad que sentimos cuando vemos algo muy sorprendente, algo que no hemos visto nunca. Niños en una villa en Tíbet de repente ven una persona blanca que nunca antes habían visto, así que les produce curiosidad. Esto es curiosidad perceptual. Este tipo de curiosidad es un estado un poco desagradable. Crea un estado de privación, de necesidad. Necesitas algo que te haga sentir bien de nuevo porque no se corresponde con todo lo que has estado de acuerdo hasta ese momento. Este es un tipo de curiosidad.

Hay otro tipo de curiosidad que proviene del amor por el saber. La curiosidad que dirige toda la investigación científica. Esto desencadena un mecanismo en nuestro cerebro que es una anticipación de recompensa, y este sistema de recompensa que se pone en funcionamiento es, de hecho, muy adyacente al sistema de recompensa que explica la adicción a las drogas, juego… ya sabes, todos los tipos de adicciones. Es más, la curiosidad podría convertirse, de alguna manera, en un tipo de adicción en el sentido en el que hay gente, científicos digamos, que muestran tanto empeño en resolver las preguntas que están persiguiendo que se convierte en una adicción. Los jugadores de ajedrez se volverán adictos al ajedrez; es decir, podrían jugar al ajedrez desde la mañana hasta la noche.

P: ¿Es adicto a la curiosidad?

M.L: Yo soy muy, muy curioso. Siento curiosidad por muchas cosas; quiero decir, hay gente que siente mucha curiosidad por una sola cosa. Yo siento curiosidad por muchas cosas. Me produce curiosidad el arte, la ciencia, la música y me he implicado en todo ello. Pero, no sé si me consideraría adicto porque no es algo exclusivo. Pero probablemente sí soy adicto a la curiosidad en general, siento curiosidad por muchas cosas, sí.

“Cada persona utiliza cada día la relatividad de Einstein sin saberlo” - 1

Volver »