Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Antonio Orejudo: “La decisión más importante al hacer una novela es saber desde dónde se está contando”

3 jul 2017 - 20:00 CET

Jean Pierre Gutiérrez /Irene Monmeneu

“La decisión más importante al hacer una novela es saber desde dónde se está contando, saber situar el punto de vista”. Así lo explicó el escritor Antonio Orejudo en el curso Saber escribir. De la literatura al periodismo digital- Miguel Hernández en el 75 aniversario de su muerte, dirigido por José Manuel Carcasés y Ana Gavín.

A través de sus experiencias, el escritor comentó las distintas facetas por las que pasa al componer una novela, y aseguró que “escribir en primera persona del singular, transmite un punto de vista más cercano a los lectores”. En este sentido, se refirió también a la “técnica de borrar” como instrumento para mejorar la composición de la obra: “mi primera forma de borrar es estructural, luego me dedico al estilo y lenguaje”, afirmó.

Orejudo, autor de la novela El cinco y yo, durante su ponencia hizo alusión a la evolución literaria que hay en España desde la época de la Transición hasta nuestros días, y aseguró que en la actualidad “hay un escritor para cada gusto”.

Finalmente, el autor sostuvo que los escritores trabajan de manera solitaria y que escribir es un trabajo aburrido, aunque resulta excitante al encontrar un nido argumental sobre el que no habíamos pensado. Asimismo, destacó que una de las cosas más atractivas de esta profesión es “proyectar tu propio deseo sobre la lectura”.

“Todos vamos con los vientos del pueblo”

“En cierta medida, todos vamos con los vientos del pueblo y las corrientes que nos llevan. Pero la literatura es un espacio para resistir a esas inercias y no dar nada por supuesto”. Con estas palabras la escritora y finalista del Premio Nadal Marta Sanz abría su intervención en este curso en homenaje al poeta oriolano Miguel Hernández.

La ganadora del Premio Herralde de Novela, preguntada sobre el impacto de la literatura a nivel social, señaló que “ha perdido espacio de influencia” y, a diferencia de lo que ocurría en el pasado, solo puede permeabilizarse en la sociedad “muy poco a poco, con la vista fijada muy a largo plazo”. No obstante, la escritora defendió el papel de la literatura, que, aseguró, nunca es inofensiva: “Creo que las palabras tienen utilidad. Igual que las hay que hacen mucho mal, pueden existir discursos que hagan en un momento determinado mucho bien y visibilicen las lacras de una comunidad para después poderlas transformar”, apostilló.

Marta Sanz intervino en este curso dando una clase práctica para aprender a escribir un texto autobiográfico y aseguró que coincide con Virginia Woolf y con la poeta estadounidense Adrienne Rich en que todas las obras tienen un componente de vivencia personal, “que todo el mundo produce sus textos literarios desde la geografía de su escritura”. La autora de Farándula apuntó que quienes escriben lo hacen desde su condición sexual, género y  nivel de estudios. “Creo que aunque utilicemos máscaras para escribir e imaginemos ficciones, en definitiva estamos dando respuesta a aquellos asuntos que como seres humanos nos preocupan”, zanjó Sanz.

Antonio Orejudo: “La decisión más importante al hacer una novela es saber desde dónde se está contando” - 1

Volver »