Noticias - Cursos del Escorial

La AVT incide en la coordinación europea en la atención a las víctimas del terrorismo

26 jun 2017 - 17:11 CET

Javier Picos

Ante la situación actual de riesgo en la seguridad europea, España, con medio siglo de lucha contra el terrorismo, puede aportar su experiencia en foros y reuniones al más alto nivel. No sólo las prácticas policiales y políticas pueden servir de ejemplo, sino también la respuesta efectiva en la protección de las víctimas. Sobre este último asunto, insistió Alfonso E. Sánchez Rodrigo, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), en la inauguración del curso Atención psicológica a las víctimas del terrorismo: retos y buenas prácticas en Europa.

De hecho, la AVT está colaborando con la puesta en marcha de otras asociaciones de víctimas en países como Bélgica. Sánchez Rodrigo quiere “exportar” la atención psicológica “inmediata” que España pone en práctica. A eso se le suma la existencia de la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, que no tiene parangón en el resto de Europa y que también puede servir de pauta al resto de estados de nuestro entorno.

“En este último año hemos abierto esa área internacional para dar a conocer la importante labor que hacemos con las víctimas del terrorismo para que otros países que sufren el terrorismo tomen nota”, subrayó Sánchez Rodrigo. Además de hacer hincapié en la labor de los psicólogos especializados en traumas –formados gracias al convenio entre la AVT, los colegios oficiales de psicólogos y la Universidad Complutense (UCM)-, la Asociación de Víctimas del Terrorismo “no olvida otro de sus pilares fundamentales” como diversos procedimientos penales contra el yihadismo, ETA y el GRAPO, en los que se persona.

Asimismo, mientras la directora del curso sobre atención psicológica, Mari Paz García-Vera, profesora titular de Psicología de la Salud de la UCM, consideró el terrorismo como “uno de los problemas que más preocupan a Europa”, Miguel Folguera, presidente de la Asociación-Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, instó al resto de países europeos  a adoptar un protocolo de actuación después de un atentado.

Volver »