Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

Jorge Fonseca: "A los Cursos han asistido personas que han dedicado su vida a pensar para que otro mundo sea posible"

19 dic 2016 - 11:15 CET

“En otro mundo posible la justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a entenderse, volverán a juntarse espalda contra espalda, la educación no será privilegio de quienes puedan pagarla y la comida y la comunicación serán derechos humanos. La perfección seguirá siendo aburrido privilegio de los dioses, pero en este mundo jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero”. El querido Eduardo Galeano verbalizó estas palabras en el curso “El mundo posible y necesario” en 2005, en el que también participaron la filósofa Susan George, el politólogo José Vidal-Beneyto y otras  personas que han dedicado su vida a pensar para que otro mundo sea posible. En 2004 nuestro querido José Luis Sampedro nos dio una lección de humidad y generosidad cuando se negó a aceptar inicialmente a dar la conferencia inaugural de los cursos porque se había comprometido ya conmigo a realizar la conferencia de apertura de un curso que dirigía. Accedió después de asegurarle que me parecía estupendo que aceptara pues nos beneficiábamos todos ya que los asistentes a mi curso podíamos escucharle igualmente. Sociólogos, politólogos, antropólogos, periodistas o economistas, como Gerard Duménil, Robert Boyer, Peter Gowan, Cristina Carrasco, Ignacio Sotelo, Carmen Rodríguez, Alberto Garzón, Yayo Herrero, Ángel Tablas, Óscar Carpintero, Blanca Muñoz, Carlos Berzosa  u Olga Rodríguez, entre  otras personas que destacan en el ámbito del pensamiento crítico pasaron por diversos cursos que dirigí en distintos años. Incluso el cantautor Luis Pastor nos hizo emocionarnos con su música. Personas, que junto a  otras muchas más como David Harvey, Giovanni Arrighi, o Baltasar Garzón, el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel o el querido Mario Benedetti, con las que pude compartir charlas en las comidas o sentados alrededor de una mesa de terraza por las noches, nos ayudaron a pensar  y sentir  el mundo, la sociedad y  la vida. Quiero destacar especialmente la afectuosa acogida y viva participación de los estudiantes que asistieron a los cursos. Lo viví primero como alumno en las primeras ediciones, cuando era aún un doctorando y los carteles de los cursos (que aún conservo) los creaba Rafael Alberti. Luego como director de varios cursos, recuerdo algunos años en que después de las discusiones en el aula, un gran número de  alumnos continuaban el debate después de la cena y hasta avanzada la madrugada, alrededor de unas cervezas. Esas imágenes me acompañarán siempre y, junto a la vitalidad ciudadana en la universidad de la calle y las plazas, me hacen creer de verdad que otro mundo, más humano, más justo, libre y solidario, no sólo es necesario sino también posible.

Jorge Fonseca. Catedrático de la UCM

Foto: Jorge Fonseca y Eduardo Galeano.

Jorge Fonseca:  "A los Cursos han asistido personas que han dedicado su vida a pensar para que otro mundo sea posible" - 1

Volver »