Noticias - Cursos del Escorial. 30 aniversario.

“Ocho de cada diez casos de "bullying" tradicional se convierten en "ciberbullying”

José Antonio Casas habló sobre los riesgos que sufren los jóvenes en Internet

20 jul 2016 - 13:50 CET

Jaime G. Zaragoza / Foto: Nacho Calonge

José Antonio Casas, profesor de la Universidad de Córdoba, definió el bullying entre los más jóvenes como “un fenómeno de agresión intencional, de forma reiterada y mantenida en el tiempo, en la que existe un desequilibrio de poder entre el agresor y el agredido, en el ámbito escolar”. Casas abordó también al fenómeno de las redes sociales, y señaló que cuando además el acoso se produce a través de medios digitales con envíos de mensajes hostiles destinados a causar daño, estamos hablando de ciberbullying.

El experto, que participó en el curso Acoso escolar: redes sociales e influencia de los medios, dirigido por Fernando Peinado, profesor de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, estableció las principales diferencias entre el bullying y el ciberbullying, y señaló que “mientras el primero sucede en la escuela, el segundo se da en cualquier lugar con conexión a internet y además tiene un horario ilimitado”.

En esta línea, el profesor afirmó que ocho de cada diez casos de bullying tradicional se convierten en ciberbullying”, y apuntó que en internet cualquier archivo puede ser visto por millones de personas, por lo que “cuando los medios de comunicación sacan a la luz algún vídeo sobre un caso de acoso están ayudando a su difusión”.

Para Casas uno de los mayores problemas que nos encontramos respecto al ciberbulling,es la escasa preparación de los equipos directivos de los centros frente a este tipo de acoso. Para explicarlo el profesor contó una anécdota en la que una joven “reventó” la nariz a una compañera contra la pared y después le dijo: “ahora vas y le pones un comentario a mi novio”. El profesor señaló al respecto que tuvieron que explicarle al director qué era eso de Twitter, y afirmó que “los equipos directivos de los centros no entienden hasta dónde va su competencia”.

Un dato a destacar es que los jóvenes acosados que son eliminados de los grupos de Whatsapp piden volver a ser admitidos, ya que necesitan saber qué están diciendo de ellos, y “se produce un efecto de masoquismo entre los afectados”, afirmó el profesor universitario. Asimismo, confirmó que muchos jóvenes no denuncian el acoso que sufren por parte de sus compañeros ante el temor de que sus padres no les permitan acceder a Internet.  

Casas destacó que otras de las piezas claves para entender el ciberbullying son el sexting, el gossip o el child grooming. El experto señaló que el sexting es el envío, recepción o reenvío de mensajes de contenido sexual explícito, imágenes o vídeos, a los demás a través de medios electrónicos, sobre todo entre los teléfonos móviles. “Casi 6 de cada 10 chicas han practicado sexting, lo que nos lleva a plantearnos que se está normalizando este comportamiento y no se ve el riesgo”.

En esta línea, Casas señaló que por child grooming “puede entenderse toda acción predatoria cometida para facilitar la perpetración de un abuso sexual. En ese sentido abarca todo comportamiento diseñado para construir una relación de confianza con un niño, con el propósito de involucrarlo en cualquier acto de naturaleza sexual”. 

“Ocho de cada diez casos de "bullying" tradicional se convierten en "ciberbullying” - 1

Volver »