Noticias - Cursos del Escorial

La imagen “impecable” de San Lorenzo de El Escorial, obra de Carlos III

Pedro Moléon dirige un curso sobre la arquitectura del Real Sitio

30 jun 2016 - 12:44 CET

Javier Picos / Fotos: Nacho Calonge

Solemos ligar San Lorenzo de El Escorial a la figura de Felipe II por la construcción de su Monasterio, pero fue Carlos III quien le otorgó su condición de población en 1767. Desde ese momento, el rey, del que se cumplen trescientos años de su nacimiento, intenta dotar a esta localidad de un decoro digno que acabe con “el chabolismo encubierto” de la zona.

En época de Felipe II, en torno al Monasterio, se crearon las Casas de Oficios, pero también espacios destinados a animales. Carlos III decide suprimirlos y dotar al exterior del edificio de una tercera Casa de Oficios y las casas de Infantes y Ministerios. Además, transforma el interior de la zona destinada al palacio y decide cercar la lonja para que las casas del pueblo no lleguen a las mismas puertas del Monasterio.

El “rey alcalde” consigue, por lo tanto, una imagen “impecable” del Real Sitio, al que se une la creación del Real Coliseo en la calle Floridablanca. Curiosamente, Carlos III no era un gran aficionado al teatro ni a la música, pero levanta cosos en las localidades donde traslada la Corte.

Estos argumentos y contextualizaciones históricas corresponden al arquitecto Pedro Moleón, director del curso Carlos III y la arquitectura del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial.

La imagen “impecable” de San Lorenzo de El Escorial, obra de Carlos III - 1

Volver »