Noticias - Cursos del Escorial

La Reina Letizia asiste a un curso sobre la erradicación del hambre

Como una alumna más, escucha la conferencia de Juan Carlos García y Cebolla

28 jun 2016 - 15:05 CET

Javier Picos / Fotos: Nacho Calonge

Doña Letizia, en su condición de embajadora especial de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) para la Nutrición, acudió, en la segunda jornada de los Cursos, al seminario Hambre cero es posible, dirigido por Enrique Yeves, director de Comunicación de FAO.

En el aula y en el espacio destinado a los alumnos, la Reina escuchó la ponencia de Juan García y Cebolla sobre los grandes retos de la lucha contra el hambre y, en el turno de preguntas, le inquirió sobre el papel que desempeña en este contexto las industrias agroalimentaria y farmacológica.

Tras permanecer atenta al debate durante dos horas, Doña Letizia saludó a los representantes institucionales, profesores y alumnos, acompañada en todo momento por Pablo Saavedra, secretario de Estado de Medio Ambiente; Carlos Andradas, rector de la UCM; y Manuel Álvarez Junco, director de los Cursos de Verano.

Hace veinte años, en 1996, la Reina doña Sofía visitó los cursos complutenses en San Lorenzo de El Escorial interesándose por la figura de Alejandro Magno y el problema de los niños en tiempos de guerra.

Disertando sobre aspectos legales, García y Cebolla, responsable del Equipo del Derecho a la Alimentación de la FAO, manifestó que el hambre y la malnutrición generan una carga que condiciona el futuro de las sociedades y de las personas. Para revertir la realidad, en su opinión, se ha de tratar a los “vulnerables” como parte de la solución y no como un problema.

García y Cebolla, en ese camino para lograr sistemas alimentarios sostenibles, considera fundamental un marco propicio para erradicar el hambre que englobe políticas, programas, una asignación de recursos necesarios para una acción eficaz y el uso “creciente” de la información y el análisis en la toma de decisiones.

En la primera intervención de la jornada del curso, Maria Helena Semedo, directora adjunta de la FAO, incidió sobre la magnitud del reto para acabar con el hambre y la malnutrición en 2030, aunque recalcó que es factible, pero modificando la actual manera de producir o consumir. Cada año la población del mundo se incrementa en 75 millones de personas, los habitantes de Turquía; por lo tanto, el objetivo “no es lograr un aumento de la producción, sino acometer un cambio sin dañar a las futuras generaciones”.

Aunque el tema de la nutrición ha regresado al centro de las agendas políticas, Semedo defendió la inclusión de medidas de protección social, por encima de los que piensan, “sin evidencia científica”, que generan dependencia.  A su juicio, la malnutrición, la mayor causa de mortalidad en el mundo, afecta también al rendimiento escolar. Muchas veces se construyen escuelas, pero los niños, en mal estado físico, no pueden llegar a ellas.

Semedo, como otros participantes del curso, aclaró que sin luchar contra el cambio climático, no se puede erradicar el hambre. Para ella, la agricultura es el sector “más sensible” al cambio climático, pero también una solución al mismo.  

La pérdida de biodiversidad, la desertificación, el aumento de la temperatura del agua, la gestión sostenible de la pesca, y, sobre todo, los alimentos perdidos y desechados -“un tercio de los alimentos producidos en el mundo no alcanza la boca del consumidor”- y la desigualdad de la mujer agricultora con respecto al hombre, que “en época de escasez supone la renuncia de las raciones de ellas para alimentar a sus hijos”, fueron otros de los asuntos sobre los que versó su videoconferencia desde Roma.

La Reina Letizia asiste a un curso sobre la erradicación del hambre - 1

Volver »