Portada » Noticias » Puntualizaciones del documento de trabajo sobre reestructuración de departamentos de la UCM

Noticias - Universidad Complutense de Madrid

Puntualizaciones del documento de trabajo sobre reestructuración de departamentos de la UCM

Puntualizaciones del documento de trabajo sobre reestructuración de departamentos de la UCM

Publicado el 25/05/2016 a las 10:32 horas

Transcurridos ya unos días desde que se difundió el documento de trabajo sobre reestructuración de departamentos, me dirijo a ti con el fin de precisar algunos aspectos del mismo y aclarar algunas de las dudas surgidas en estos días. 

En primer lugar quiero reiterar la necesidad de abordar, con decisión y sin demora, la revisión de nuestra estructura organizativa en la que creo, sinceramente, que tenemos un amplio margen de mejora. No podemos seguir instalados, ni en este ni en otros temas, en una parálisis que en nada nos beneficia; ni a nosotros, como comunidad académica, ni a la sociedad a la que servimos. Nuestras finanzas no están en peligro y por lo tanto el objetivo esencial no es el ahorro, pero tenemos la obligación de usar nuestros recursos de la mejor manera posible para crecer en nuestra actividad docente e investigadora. Salvaguardando y mejorando cada uno de nuestros títulos y haciendo posible, por ejemplo, una mejor aplicación del PDA, facilitar la concesión de sabáticos y, en general, una organización más capaz de reaccionar ante las incidencias y de atender a las nuevas demandas que la ordenación de los grados y másteres requiere. Todo ello además de fortalecer nuestra capacidad investigadora y favorecer la interacción entre los profesores y con nuestro entorno social.

 

Como has podido comprobar, el documento que ha circulado es una propuesta inicial, en absoluto definitiva, de la parte relativa a departamentos, y constituye un punto de partida para la reflexión sobre el proyecto. Nuestra intención es presentar a la comunidad  universitaria un documento más completo, que trate de contemplar algunos de los interrogantes planteados estos días y que a su vez se irá completando conjuntamente, a partir de los consiguientes debates y propuestas. Esperamos tener lista la primera versión de este documento de Plan Director de Reordenación de Estructuras antes de las vacaciones de verano, para abordar, después, a partir de septiembre, con la tranquilidad y sosiego necesarios, el proceso de discusión con toda la Comunidad Universitaria, así como con los órganos colegiados y de representación: Claustro, Comisión de Estructuras, Consejo de Gobierno, mesa sindical, Departamentos, Juntas de Facultad, Juntas de PAS y PDI, Comités de empresa, etc.  

En particular, el Plan deberá incorporar, en su versión definitiva, las propuestas relativas a Facultades y servicios, una memoria económica, un estudio de las cuestiones que afecten a las trabajadoras y trabajadores, así como las directrices sobre el modo de funcionamiento cotidiano de los nuevos departamentos. Por ejemplo, habrá que precisar cómo proceder para la asignación de la docencia de modo que se garanticen la máxima calidad y la especialización necesarias. Estamos convencidos de que departamentos de mayor tamaño propiciarán un enriquecimiento académico y un mejor funcionamiento administrativo, siempre que sepamos garantizar el respeto a los distintos grupos especializados que lo integren

Somos conscientes de que un proceso tan importante requiere del tiempo suficiente para su análisis y no te quepa duda de que lo habrá. Como te decía, a partir del documento con la visión inicial, iremos incorporando los cambios y alegaciones surgidas del debate abierto, hasta alcanzar el mejor Plan de Reordenación de Estructuras que seamos capaces de elaborar entre todos, con el máximo consenso posible, para el mejor funcionamiento de la Universidad y el desarrollo de la docencia, la investigación y la gestión. 

Quiero insistir en que el compromiso de este rectorado con el empleo es inequívoco: no peligra ningún puesto de trabajo. Al contrario, estamos trabajando en planes para la estabilización e incorporación de profesores y personal de administración y servicios y las nuevas estructuras deben ayudarnos a ello. Tampoco está en discusión nuestra oferta de títulos, ni la atención a nuestros estudiantes. Al contrario buscamos y queremos mejorarlas. 

Este proceso es crucial para nuestra Universidad y estoy completamente seguro de que, finalmente, su prestigio y credibilidad saldrán renovados y reforzados y todos nosotros orgullosos del resultado. Desde el Consejo de Dirección nos corresponde la responsabilidad de promoverlo y hacer que se desarrolle con el mayor rigor, seriedad, participación y consenso posibles. 

 

Carlos Andradas

Rector

Todas las noticias »