Historia de la UCM - Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología

El 16 de noviembre la Escuela Universitaria de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad Complutense (Orden 11377/2012, de 29 de octubre (BOCM, de 16 de noviembre) se transforma en Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología. Los orígenes de esta Institución se remontan a la segunda mitad del siglo XIX, si bien su desarrollo como Centro Oficial es más posterior. Los cambios políticos, sociales y sanitarios han repercutido en la forma de comprender el papel de la enfermería, la Fisioterapia y la Podología en la sociedad y en ello la entrada en la Universidad.

El largo recorrido de la Enfermería profesional en España arranca en 1857 con la Ley de Instrucción Pública (9 de septiembre de 1857) que regula las carreras auxiliares de la Medicina: Practicantes y Matronas. Un segundo paso será la Real Orden de 7 de mayo de 1915 (La Gaceta de 21 de mayo) que reconoce a la enfermería como profesión y ya, en la segunda mitad del siglo XX los cambios sanitarios conducirán la unificación de estas tres ramas, Practicantes, Matronas, y Enfermeras en una sola profesión, el Ayudante Técnico Sanitario (Decreto de 4 de diciembre de 1953; BOE de 29 de diciembre) con la creación de Escuelas de formación. La Facultad de Medicina en aquellos momentos crea sus propias Escuelas, la masculina (O.M. de 6 de abril de 1956 (BOE de 25 de abril de 1956), situada en la Facultad y la femenina (O.M. de 14 de diciembre de 1963 (BOE de 16 de enero de 1964) situada en el Hospital Clínico.

Sus orígenes modernos están fundamentados en una enfermería en proceso de transformación profesional que inicia su andadura con el Decreto 2128/1977 de 23 de julio (BOE de 22 de agosto) por el que las Escuelas de Ayudantes Técnicos Sanitarios se transforman en Escuelas Universitarias de Enfermería. Es el momento de redescubrir su identidad apoyada en su razón histórica, científica, antropológica-filosófica y adaptar su función a las exigencias de la sanidad y sociedad actual, conjugando tradición y modernidad.

Tras la primera promoción de Diplomados Universitarios, en 1983, se unifican los dos Centros de la Facultad en la que será la Escuela Universitaria de Enfermería que queda emplazada en el Pabellón 2, Piso 31 de la Facultad de Medicina. En esta nueva etapa adecua su funcionamiento a los Estatutos de la Universidad, establece su plan de formación (Orden de 12 de mayo de 1983 (BOE de 15 de junio) y crea el Departamento de Enfermería (R.D. 861/1984) con fecha de 9 de mayo de 1986. Esto fue posible por la calidad y colaboración de todos los estamentos del personal y alumnos. Este esfuerzo ha contribuido al cambio y modernización de la enfermería y de la atención sanitaria, que ha dado respuesta eficaz a las exigencias de los avances de la medicina y a las demandas de cuidado de la sociedad actual.

Al igual que ha hecho la Enfermería, se procede con la Escuela de Fisioterapia (BOE de 2 de febrero de 1988) y una vez reconocida y constituido el Departamento de Medicina Física y Rehabilitación e Hidrología Médica el 3 de octubre de 1990 se une a la Escuela de Enfermería. De este mismo modo se procede con la Escuela de Podología (Real Decreto 649/1988 de 24 de junio (BOE de 27 de junio de 1988) que se une a las anteriores y por Orden Rectoral se denomina desde  esa fecha Escuela Universitaria de Enfermería, Fisioterapia y Podología. Los Alumnos recibirán la formación práctica en los Centros y Hospitales asociados a la Universidad Complutense y los Podólogos en la Clínica Podológica de la Universidad. La Escuela cuenta con un Personal de Administración y Servicios cualificado y capaz de organizar la atención al gran número de alumnos del  Centro, a través de la Gerencia y Secretarías de Personal y de Alumnos y de su excelente Biblioteca.

Con la puesta en marcha de los postulados de Bolonia y adaptación a los Estudios de Grado, Máster y Doctorado, la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología da el paso definitivo a su integración y reconocimiento en la Universidad. Ha dotado a los programas de un contenido que responde a la necesidad de cuidar la salud de la sociedad actual, en la que estas profesiones han cobrado un papel fundamental y ha sabido consolidarse como Centro de enseñanza teórico-práctica puntera en el país. Ha abierto sus programas y relaciones al ámbito nacional e internacional, a otras formas de entender la enfermería, la fisioterapia y la podología y pilotar desde ahí su propia identidad. Hoy la ya Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Complutense marca su impronta, una forma de ser y formar a unos profesionales reconocidos por su formación universitaria que aspira a la excelencia desde unos principios y valores humanísticos y éticos y apuesta por una formación integral que potencie lo común y lo diferente.

Francisca J. Hernández Martín

 

Volver a "La Universidad en la transicion y consolidacion democratica"

Ir a la página web de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología