Maestro en Educación Infantil

Grado y Doble Grado. Curso 2016/2017.

Presentación

El Título de Graduado en Educación Infantil, con su nuevo marco normativo, queda determinado en la Orden Ministerial ECI/3854/2007 de 27 de diciembre, publicada en el BOE núm. 312 de 29 de diciembre de 2007 y es el único que capacita para impartir clases a los alumnos de Educación Infantil. Dicho título viene a sustituir a la Diplomatura que existía en los Planes anteriores y que sigue lo establecido por Decreto 1140/1991 (BOE 11/10/1991).

El Real Decreto 1594/2011 de 4 de Noviembre de 2011, si bien mantiene el carácter generalista del título retoma el tema de las especialidades docentes del Cuerpo de Maestros en las etapas de Educación Infantil y Primaria. (Ver documento)

La Educación Infantil es una etapa educativa que se cursa entre los 0 y 6 años de edad. Por una parte, el creciente interés social y de las administraciones públicas correspondientes por la progresiva implantación e incremento de plazas escolares de este nivel convierten a este título en uno de los más sugestivos para el alumnado universitario. Las necesidades que genera esta etapa justifican una atención educativa especializada que puede concretarse en distintos contextos profesionales. Durante este período, se sientan las bases para el desarrollo personal, social y escolar.

Por Real Decreto 1457/91, de 27 de septiembre, publicado en el BOE núm. 245, de 12 de octubre de 1991, el Ministerio de Educación creaba en la Universidad Complutense de Madrid la primera Facultad de Educación-Centro de Formación del Profesorado del Estado. En su artículo 4º.2, el Decreto disponía la incorporación de todos los Centros de Formación del Profesorado de la UCM, y en su seno se integraron las primeras instituciones creadas a partir del siglo XIX en España dedicadas a la formación de profesores y educadores: la E. U. “Pablo Montesino” (antigua Escuela Normal Central), la Sección de Pedagogía de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación (heredera de la antigua Escuela de Estudios Superiores del Magisterio), la E.U. “María Díaz Jiménez” (antigua Escuela Normal Central de Maestras) y el Instituto de Ciencias de la Educación. Efectivamente, siguiendo el modelo de la “École Normale”, creada en Francia en 1794, en nuestro país nacía en 1839, bajo la dirección de Pablo Montesino, la Escuela Normal Central. Dos objetos fundamentales tenía el nuevo Centro desde su fundación. El primero, la formación del profesorado de las Escuelas Normales provinciales. El segundo, la formación de los Maestros de Instrucción Primaria y generalista. Esta tarea, la formación de los Maestros de Educación Primaria, continuó ininterrumpidamente hasta la integración en 1971 de las Escuelas Normales Centrales en la Universidad Complutense de Madrid con los nombres de Escuelas Universitarias de Formación del Profesorado de E.G.B. “Pablo Montesino” y “María Díaz Jiménez”. Su andadura ha seguido hasta hoy, una vez integradas ambas Escuelas en la Facultad de Educación- Centro de Formación del Profesorado de la UCM, institución que ha recibido su herencia centenaria. 

En suma, debe asumirse el retorno a la antigua y unitaria denominación que surgía en el siglo XIX, en una España que miraba de soslayo al otro lado de los Pirineos, pero desde una perspectiva radicalmente diferente: la que hoy se articula en esa nueva Sociedad del Conocimiento del siglo XXI que caracteriza a una Europa de la que formamos parte indisoluble y con cuyo Espacio de Educación
Superior convergemos a través de la presente reforma educativa.