Noticias - Clínica Universitaria de Psicología

Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

26 JUN 2016 - 11:52 CET

En el año 1987, la Asamblea General de Naciones Unidas decidió conmemorar el Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas el 26 de junio con el objetivo de construir una sociedad sana, libre del uso de las drogas y del mercado negro que se mueve alrededor de ellas. 

Cada año se conmemora este día con campañas orientadas a sensibilizar a la población sobre las consecuencias perjudiciales tanto físicas como psicológicas que tiene la toma de sustancias ilegales. Este año, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito ha escogido como lema de esta campaña la frase “Escucha Primero” a fin de trabajar la prevención y el contacto de las drogas en los más jóvenes.

https://youtu.be/f4-xqogMbkI

Los adolescentes y los jóvenes son especialmente vulnerables al uso indebido de drogas. En ocasiones suele ser una fuerte presión grupal la que les inicie en estos comportamientos. Otras veces, la baja autoestima, la falta de información y el sesgo de fábula personal que mantienen en esta etapa de su desarrollo despliegan el coctel perfecto para el uso indebido de sustancias nocivas.

Los problemas derivados que de estos consumos son de sobra conocidos, y son especialmente devastadores en tanto en cuanto la persona sea más joven cuando empieza a consumir, pues las drogas afectarán tanto a su rendimiento escolar, como madurativo, así como a nivel emocional y de desarrollo físico, creando una espiral de autodestrucción en una personalidad frágil y aun no establecida y en un cuerpo incapaz de sostener tales comportamientos dañinos.

El lema de la campaña de este año 2016 hace hincapié en la importancia que tiene la atención que los padres prestan a los comportamientos de sus hijos, pues dado que está demostrado que éstos buscan de mil maneras distintas llamar la atención de sus progenitores, qué mejor manera para fomentar una sociedad sana que desarrollar espacios donde los hijos puedan crecer en autoestima, confianza y seguridad y así desarrollar habilidades sanas en paralelo a un mundo en el que las drogas están presentes y accesibles.

Como profesionales acostumbrados al trabajo con menores, abogamos por una concienciación plena de la prevención del consumo de drogas desde el trabajo con las familias a fin de educar a los hijos en autoestima personal, no sólo basada en logros académicos, en el desarrollo de habilidades de afrontamiento y de comunicación para que los menores sepan decir no, en la tolerancia a las distintas etapas madurativas y a los distintos caracteres personales de los adolescentes, a la no invalidación de las emociones de los más jóvenes y en el impulso de actividades en familia donde se fomenten relaciones positivas entre sus miembros.

 

Silvia González del Valle

Todas las noticias »